PENSAMIENTO… “Qué le pasa a la música!”

 

2013-3-1-stop-stop-sound-of-the-kings-studios-284

Indo – Con esta batería acústica grabamos el álbum  – Join the Party – , 2º en la discografía de la banda STOP STOP!, (que más tarde triunfó en  Europa y E.E.U.U.).     Eligiendo y afinando  cada parche literalmente al milímetro, colocando cada micro  en  el  punto  justo que la experiencia enseña, con mucho amor  y  cariño  a  la música  y también al rock’n’roll, y con un músico, un baterista, una persona que se dejó su alma y sensibilidad, toda  su  fuerza  y pasión   en cada toque, en  cada canción que tuve el placer de producir, grabar y mezclar. Él nos dejó su Ser.

          Le ayudamos a sacar el máximo partido a su destreza, su gran feeling y/o expresividad, y nos  adaptamos a él  para  extraer  su mejor interpretación. Ninguna máquina lo puede sustituir.

Ellos, los bateristas son los primeros y grandes olvidados, son apartados,  repudiados.   Esto es en gran parte lo  que  le pasa a la música ahora.  Con los demás componentes del grupo pasa exactamente lo mismo.  Las máquinas poco a poco los van sustituyendo, sampleado de baterías, utilización de disparadores, demasiada edición, procesamiento desbordado, copia y pega de los riff, es una fiebre.   La música enferma.   En estos últimos años se está desvirtuando,  se ha convertido en un producto artificial,  enlatado y frío. Se muere. De qué modo una máquina puede expresar sentimiento alguno.

Muchos músicos y/o productores,  discográficas no parecen darse cuenta de ésto, pero ellos mismos la están destruyendo. El público general busca el auténtico sonido en el pasado, en los viejos vinilos, equipos analógicos… Pero no está en el formato la diferencia,  por  más que  se  empeñen  en  confundirnos,  si  no  el  modo  en que se grabaron esos preciosos álbumes. Estaban interpretados por músicos no por máquinas. La música es puro sentimiento solo la naturaleza es capaz de este milagro.

Grandes álbumes se grabaron durante los 70 y 80, más tarde con exceso de tecnología todo poco a poco se fue desvirtuando. Nosotros seguimos trabajando como se hacía antaño, con aquella pasión y valoración máxima por la interpretación del músico, facilitar y allanar el sendero para que sea capaz de transmitir sus emociones que es lo que buscamos cuando escuchamos una gran canción, que nos llegue al corazón, que nos emocione.

Con nuestra sensibilidad y experiencia para nosotros es muy fácil lograrlo, déjate guiar, fluye…

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

The Sound of the Kings J.L Climent Studios / Tel.: 656 983 107 / 93 296 46 44. Barcelona / soundofthekings@yahoo.es / website by kalipo